• Oolong, tu pausa

    icono_oolong_2022.png

    Mezclas relajantes

    OOLONG
    TU PAUSA

    Tómate tu tiempo y empieza el ritmo de siempre
    poco a poco. Nuestro té Oolong, digestivo y
    tonificante será tu mejor aliado.

    DESCÚBRELO

  • Pon un termo en tu vida

    icono_termos_2021.png

    Accesorios únicos

    PON UN TERMO
    EN TU VIDA

    El complemento ideal para mantener tu bebida
    preferida caliente o fría. Nuevo diseño con colores
    que te encantarán. ¿Cuál va contigo?

    DESCÚBRELO

  • Packs selección renovados

    icono_seleccion_packs_2019.png

    Regalos especiales

    PACKS SELECCIÓN
    INÍCIATE

    Nuestra colección de packs selección está llena
    de color y sabores que harán más intensos, si
    cabe, estos momentos navideños.

    DESCÚBRELO

Cómo conservar el té en casa

De nada sirve comprar un té de buena calidad si después no lo conservamos en condiciones óptimas. Porque está claro que el mejor té, mal guardado, se echa a perder. Por eso queremos contarte algunos trucos y consejos para conservar el té en casa y que tus infusiones estén en buen estado el mayor tiempo posible una vez que las compras.

 

“¿Cómo guardo el té una vez que llego a casa?”

Una de las preguntas más habituales en nuestra tienda y nuestras redes sociales. Nosotros siempre os indicamos que nuestra propia bolsa es perfecta para ello, ya que está fabricada con triple capa protectora que evita que el aroma se pierda y protege el contenido del aire y la humedad. No obstante, hay algunos aspectos que es bueno tenerlos en cuenta para cuidar tus mezclas como se merecen.


 

Cuidado con la luz 

Uno de los errores más comunes que se suelen cometer es guardar los tés en botes de cristal. Vale, es cierto que nuestras mezclas son muy atractivas a la vista, con frutas de colores y vistosas flores. Pero la luz es uno de los grandes enemigos del té. Como por arte de magia, cualquier té que dejemos a la luz perderá todo su sabor y aroma en pocos días. 

 

¡Pero si en Mistelánea tenéis ingredientes en botes de cristal!

Cierto, sin embargo, la premisa de la luz no afecta a otro tipo de tisanas como la camomila, jengibre, anís…

 

Así que los tés mejor guardados en recipientes opacos. En caso de estar en un tarro de cristal deberemos dejarlo al fondo de la alacena, para preservarlo de la luz.

 

Latas cerradas y sin humedad

“Vuestras bolsas son muy prácticas, vale, pero es que prefiero guardar el té en una lata”. 

Perfecto, a nosotros también nos encantan. Además, hay un montón de diseños para elegir en nuestra tienda y así vuestra repisa de las infusiones será la envidia de todas las visitas.

 

Los recipientes suelen estar fabricados en hoja de lata o en cerámica, materiales no porosos y que no desprenden ningún tipo de sabor ni aroma al contenido.

 

Cuando adquirimos una lata para guardar nuestros tés es importante que nos fijemos que el cierre sea lo más hermético posible. Muchas de las latas que tenemos en Mistelánea tiene doble tapa, con lo que se garantiza una conservación óptima del té.

 

El otro aspecto a evitar es la humedad. Parece bastante lógico si no queremos que se nos infusione el té dentro de la propia bolsa. No obstante, nos gusta recalcarlo, ya que en alguna ocasión nos han preguntado si se puede guardar el té en el frigorífico. La respuesta en no. El té siempre en lugar seco.



Consigue que el aroma del té perdure  

 

Como hemos comentado, es fundamental que se conserve el té en recipientes no porosos para que no entren sabores ni aromas del exterior. El té tiene la (maldita) capacidad de absorber otros olores. También es importante descartar los frascos porosos por la capacidad de entrada y salida de aire, con lo que aceleraremos la pérdida de aroma.

 

Además de usar latas para tés herméticas o mantener el té en nuestras bolsas, ten cuidado dónde lo almacenas: lejos de fuentes de contaminación como aceites, café, especias y productos de cocina.

 

Nuestros blends más especiales también necesitan que los mimes. Por lo que siempre te recomendaremos que no guardes juntos, por ejemplo, nuestro té de Navidad y un té puro. 

 

Y el té, ¿cómo viaja desde el origen? 

El té ha viajado desde hace siglos desde remotas tierras orientales hasta nuestras ciudades en occidente. Hasta hace no muchos años el té se transportaba en los denominados teachest, esas cajas de madera con refuerzos en los laterales que aún se pueden ver en nuestras tiendas. Lo que no se suele ver en los teachest es el interior,  el cual estaba forrado de papel de arroz para proteger más su contenido. En algunos de los teachest de nuestras tiendas puedes observar el papel de arroz (pásate a echarles un ojo si quieres).

 

Pero ¿son muy antiguos estos teachest? 

Pues no tanto como puede parecer en un principio. En una de nuestras tiendas tenemos uno en el que se puede ver la fecha de la importación, y no es muy lejana: 2004.

 

Sin embargo, poco a poco los teachest han dejado paso a otros contenedores menos atractivos. Cajas de cartón forradas con plástico en su interior. Son menos románticas, sin embargo, el contenido sigue siendo el de siempre.



¿Cómo conservas tú tus infusiones en casa? 

Cuéntanos cómo conservas tú las infusiones en tu casa o en tu oficina (si las tomas durante tu jornada laboral). ¿Sigues las recomendaciones que hemos dado o tienes otros procesos de almacenamiento? 

Déjanos tu comentario. Nos encantará leer tus trucos y que los compartas con otras personas amantes del té.